La radioterapia es un tratamiento para el cáncer y otras enfermedades. Utiliza partículas de alta energía para dañar el código genético (ADN) de las células cancerosas. Esto hace que las células no puedan crecer ni dividirse.

Hay dos tipos principales de radioterapia:

  • Externa: la radiación se proporciona a través de una máquina que dispara partículas a las células desde el exterior del cuerpo.
  • Interna: se colocan materiales radioactivos en el cuerpo cerca de las células cancerosas (también se denomina radiación de implante o branquiterapia).

En algunos casos, el médico puede recomendar una combinación de ambos tipos. A menudo, la radiación se combina con otros tipos de tratamiento, como cirugía, quimioterapia e inmunoterapia (estimula el sistema inmunitario para combatir una infección).

Esta hoja informativa hace hincapié en la radioterapia externa.

  • Controlar el crecimiento o la propagación del cáncer.
  • Intentar curar el cáncer.
  • Reducir el dolor u otros síntomas causados por el cáncer (radiación paliativa).

En general, la radioterapia se usa para tratar:

  • Tumores sólidos, como el cáncer de próstata, el cáncer de mama y el cáncer de cabeza y cuello
  • Linfomas y leucemia