La insuficiencia renal aguda es la pérdida repentina de la función renal. Los riñones limpian el desecho de la sangre y controlan el equilibrio de líquido en el cuerpo. La condición se puede revertir con intervención médica oportuna, como diálisis, que es un proceso que limpia la sangre.

Los Riñones
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen muchas causas posibles para la insuficiencia renal repentina debido a que existen tres sitios anatómicos para que se presenten problemas en el sistema renal: antes de que la sangre entre a los riñones, dentro de los riñones y después de que la orina es procesada por los riñones e ingresa a los uréteres.

La insuficiencia renal repentina puede ser causada por problemas con el flujo de sangre al riñón, lo cual puede ser originado por pérdida de sangre o deshidratación. También puede ser el resultado de condiciones como infecciones que interfieren con el trabajo del riñón

La causa más común de insuficiencia renal repentina ocurre dentro del riñón. Conocida como necrosis tubular aguda, ésta es la muerte de las células dentro del riñón que actúan como el filtro de la sangre. Estas células mueren cuando son privadas de oxígeno, con frecuencia debido a complicaciones quirúrgicas o a los efectos secundarios de ciertos medicamentos. Los problemas físicos, como glándulas prostáticas inflamadas o cálculos renales que evitan que la orina se traslade fácilmente desde fuera del riñón hacia adentro de los uréteres, también pueden causar insuficiencia renal repentina.