Más de 50 millones de estadounidenses sufren de dolor crónico. Para las personas que sufren de dolor crónico ligero a moderado, el medicamento podría ofrecer alivio. Pero muchas personas sienten que pueden obtener control sobre su dolor a largo plazo a través de muchos métodos complementarios como la aplicación de calor o frío, música, relajación, ejercicio, meditación, acupuntura y actitud positiva.

"Para la extensa mayoría de las personas que padecen dolor crónico, no existen sólo intervenciones farmacológicas o físicas que pueden eliminar totalmente el dolor," dice el experto en control del dolor Dennis C. Turk, PhD, de la University of Washington (Seattle).

"El dolor es un padecimiento crónico, como la hipertensión o diabetes," explica el Dr. Turk. "Cuando usted padece un dolor crónico, necesita hacer más cosas por sí mismo. Esto va a llevarse mucho tiempo. Es mejor ayudarse y aprender el autocontrol y el manejo de su dolor."