La función de la anestesia general es lograr adormecer el cuerpo en su totalidad. Se suele emplear durante cirugía de urgencia o prolongada. Médicos capacitados en anestesia (anestesiólogos) equilibran cuidadosamente la cantidad de anestesia administrada al monitorear de cerca las funciones del cuerpo. Los medicamentos se administran para:

  • Evitar el dolor
  • Relajar los músculos
  • Controlar las funciones del cuerpo

Cuando se termina la cirugía, se administran medicamentos para revertir el proceso.

Se emplea para que la cirugía pueda llevarse a cabo sin que el paciente esté consciente o sienta dolor.