Una biopsia es la extracción de una muestra de tejido o células. Un patólogo analiza la muestra a través de un microscopio.

La biopsia puede ser extraída de cualquier parte del cuerpo.

La biopsia se realiza para detectar si las células de una muestra de tejido son anormales. Con frecuencia, se realiza para descartar la posibilidad de cáncer o especificar el tipo y el nivel de agresividad de un cáncer.

A veces, las biopsias se realizan para identificar la causa de los siguientes síntomas:

  • Infección
  • Hinchazón
  • Crecimiento

Las interpretaciones comunes de las biopsias incluyen:

  • Tejido normal, ninguna complicación
  • Irritación de tejido
  • No normal, pero difícil de interpretar
  • No normal, no cancerosa, pero una afección precancerosa
  • Cáncer
  • Inconcluso