La retinitis pigmentosa (RP) es un grupo de enfermedades oculares heredadas que con frecuencia conllevan a problemas visuales graves. La retina es una capa de tejido sensitivo a la luz que bordea la parte posterior del ojo. Convierte las imágenes visuales que vemos en impulsos nerviosos que se mandan al cerebro. Algunos tipos de RP se asocian con otras condiciones heredadas. Este trastorno es nombrado por los bultos irregulares del pigmento negro que usualmente ocurren en la retina con esta enfermedad.

Anatomía Normal del Ojo
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Muchos tipos de RP son causados por la mutación genética. Algunos casos ocurren esporádicamente. La pérdida de la visión ocurre cuando las células de la retina sensitivas a la luz se rompen gradualmente. Hay dos tipos de células de la retina:

  • Conos: estas células son halladas principalmente en el centro de la retina. Los conos se necesitan para la visión central y para ver los colores.
  • Barras: se encuentran principalmente lejos del centro y responden a la luz tenue. Proporcionan la visión nocturna y periférica.

En la mayoría de las formas de retinitis pigmentosa, las barras mueren. En consecuencia, la visión es deficiente en la noche. La habilidad de ver las cosas lejos de lado mientras se ve hacia adelante también decrece. En algunas formas de RP, se pierden los conos. En esos casos, se sufre de visión central y de color. Usualmente la pérdida de visión progresa sobre un período de muchos años.