La radioterapia es el tratamiento del cáncer y de otras enfermedades con haces penetrantes de ondas de alta energía o haces de partículas. Se realiza con máquinas o sustancias radiactivas.

El funcionamiento de la radioterapia implica dañar las células cancerosas que se dividen y crecen más rápido que las células normales. Al dañarlas, estas células no pueden crecer. Aunque es posible que también se dañen algunas células normales, éstas pueden restablecerse solas y funcionar correctamente.

Hay dos tipos principales de radioterapia:

  • Externa: la radiación proviene de una máquina externa al cuerpo.
  • Interna: los materiales radiactivos se colocan en el cuerpo cerca de las células cancerosas (también llamada radiación de implante o braquiterapia).

En ciertos casos, algunos médicos pueden recomendar una combinación de radiación interna y externa. A menudo, la radiación se usa con otros tipos de tratamiento, como cirugía, quimioterapia e inmunoterapia (la estimulación del sistema inmunitario para combatir una infección).

Radiación externa de un tumor
Radiación de un tumor
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

  • Controlar el crecimiento o la propagación del cáncer.
  • Curar la enfermedad al eliminar el crecimiento por completo.
  • Aliviar o reducir los síntomas de dolor, sangrado u otros síntomas locales causados por el cáncer (se llama radiación paliativa).

En general, la radioterapia se usa para tratar: