Un trasplante de riñón es una cirugía que se realiza para reemplazar un riñón enfermo o dañado por el riñón de un donante. El donante puede ser un familiar o un amigo, o bien, puede ser una persona fallecida que había decidido donar sus órganos.

Anatomía del Riñón
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un trasplante de riñón se realiza para reemplazar un riñón que dejó de funcionar y que no puede curarse. También se puede realizar si se extirpó el riñón (p. ej., como tratamiento contra el cáncer). El trasplante solo es necesario si ninguno de los dos riñones funciona. La insuficiencia renal se da con mayor frecuencia por las razones siguientes:

Más del 90% de los riñones trasplantados que provienen de donantes fallecidos siguen funcionando después de un año. El porcentaje de éxito suele aumentar cuando el riñón proviene de un donante vivo.