El endocardio es una membrana delgada que cubre la superficie interna del corazón. La endocarditis bacteriana es una infección de esta membrana que ocurre cuando se sujetan y crecen bacterias en la membrana.

La infección es más común cuando el corazón o las válvulas ya presentan daños. Puede ser de amenaza para la vida. Puede dañar permanentemente las válvulas cardiacas. Este daño puede provocar problemas de salud graves, como insuficiencia cardiaca congestiva.

Endocarditis Bacteriana
Imagen informativa de Nuclus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La infección puede causar crecimientos en las válvulas u otras áreas del corazón. Pueden desprenderse partes de estos crecimientos y viajar a otras partes del cuerpo. Esta condición puede provocar complicaciones graves.

Las bacterias pueden llegar al corazón mediante la sangre. Pueden entrar en la sangre a partir de una infección en otra parte del cuerpo. También pueden ingresar cuando se realiza una actividad que genere quiebres en la piel o en las membranas mucosas, por ejemplo, un trabajo dental, una cirugía o el uso intravenoso (IV) de drogas. Solo ciertas bacterias causan esta infección. Los más comunes son:

  • Estreptococos
  • Estafilococos
  • Enterococos

Las bacterias pueden luego adherirse al endocardio. Algunas afecciones cardiacas pueden incrementar las posibilidades de infección. Estas afecciones pueden causar la obstrucción o acumulación del flujo sanguíneo. Esta situación permite que se acumulen las bacterias.