El abuso de drogas es el uso inapropiado y continuo de drogas, incluso cuando se presentan dificultades laborales, legales, de salud o familiares relacionadas con las drogas.

La adicción a las drogas es el consumo compulsivo de drogas a largo plazo. Es posible que la persona intente dejar de consumir drogas pero que vuelva a consumirlas de forma repetida a pesar del daño social, físico y emocional que le ocasionan. La dependencia de drogas implica que el cuerpo comenzó a necesitar dosis más altas de la droga para lograr el mismo efecto y para evitar los síntomas de abstinencia.

Las drogas de las que comúnmente se abusa incluyen las siguientes:

  • Cocaína
  • Heroína
  • Morfina
  • LSD (dietamina de ácido lisérgico)
  • Marihuana
  • Sedativos
  • Metanfetamina (metanfetamina cristalina, speed)
  • PCP (fenciclidina, conocido también como polvo de ángel)
  • Extasis
  • GHB
  • Quetamina
  • Esteroides
  • Inhalantes
  • Medicamentos de venta bajo receta que se utilizan de forma incorrecta, como analgésicos opiáceos, anfetaminas, pastillas para dormir o ansiolíticos

No se conoce la causa exacta del abuso y la dependencia de drogas.

Sin embargo, existen muchas teorías al respecto. Por ejemplo, es posible que algunas personas hereden determinados genes que las hagan más propensas al abuso de drogas. Otra teoría sostiene que las personas aprenden a consumir drogas copiando el comportamiento de otros. Además, los cambios que tienen lugar en el cerebro debido al consumo de drogas a largo plazo pueden reforzar el deseo de una persona de seguir consumiendo drogas.

Liberación química en el cerebro
neurotransmisor
Las drogas estimulan la liberación innecesaria de químicos en el cerebro. El consumo de drogas a largo plazo puede modificar la función cerebral.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.