El VIH es el virus que ataca los glóbulos blancos llamados linfocitos T cooperadores (CD4). Estas células forman parte del sistema inmunitario. Son las encargadas de combatir las infecciones y enfermedades. En consecuencia, una infección por VIH deja a la persona vulnerable ante enfermedades graves.

El SIDA es un estadio avanzado del VIH. Causa un daño intenso al sistema inmunitario. Es probable que también existan una o más infecciones oportunistas. Se trata de un tipo de infección que sólo se produce en las personas que tienen un sistema inmunitario deficiente.

El virus del VIH se transmite mediante el contacto con sangre infectada por VIH o con otros líquidos corporales, como semen, flujo vaginal y leche materna.

El SIDA es provocado por la destrucción de las células T. Esa destrucción es causada por el virus VIH.

Sistema inmunitario
Glóbulo blanco del sistema inmunitario
El VIH destruye los glóbulos blancos que son fundamentales para el sistema inmunitario.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El VIH se transmite mediante:

  • Contacto sexual con una persona infectada por VIH, especialmente coito o sexo anal
  • Transmisión del VIH de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia
  • Un pinchazo con una aguja contaminada por VIH
  • Una transfusión de sangre con sangre infectada por VIH (poco frecuente en la actualidad, dado que a partir de 1985, se analiza toda la sangre donada para detectar si está infectada por VIH)

Rara vez el VIH se puede transmitir mediante:

  • Sangre de una persona infectada por VIH que entra por una herida abierta de otra persona
  • Ser mordido por alguien infectado por VIH
  • Compartir objetos de higiene personal con una persona infectada por VIH (rasuradoras, cepillos de dientes, etc.)