El factor Rh es una proteína que se puede encontrar en la superficie de los glóbulos rojos. Si tiene esta proteína, su sangre es Rh positiva. Si no tiene esta proteína, su sangre es Rh negativa.

A veces, una madre con sangre Rh negativa está embarazada de un bebé que tiene sangre Rh positiva. Esto puede causar un problema si la sangre del bebé entra en el flujo sanguíneo de la madre. La sangre Rh positiva del bebé hará que el cuerpo de la madre cree anticuerpos. Esto se llama isoinmunización. Los anticuerpos atacarán cualquier célula sanguínea Rh positiva. Esto no le causará un problema a la madre. Sin embargo, los anticuerpos pueden pasar al bebé en desarrollo y destruir algunas de las células sanguíneas del bebé.

Afortunadamente, la incompatibilidad de Rh suele prevenirse con cuidados prenatales estándar. Si la condición no se previene, es posible que el bebé necesite cuidados.

El estado Rh del bebé es determinado por el padre y la madre. Si la madre es Rh negativa y el padre es Rh positivo, el bebé tiene una probabilidad del 50 % de ser Rh positivo. Sin embargo, la isoinmunización solo ocurrirá si la sangre Rh positiva del bebé entra en el flujo sanguíneo de la madre. En la mayoría de los embarazos, la sangre del bebé y de la madre no se mezclarán. La sangre del bebé puede entrar en contacto con el flujo sanguíneo de la madre en los siguientes casos:

La sangre se mezcla con más frecuencia al finalizar el embarazo. Esto significa que no suele ser un problema en el primer embarazo de una mujer. Los anticuerpos de la madre podrían afectar un futuro embarazo con un bebé con sangre Rh positivo, incluso si la sangre no se mezcla.

Una mujer también puede sensibilizarse a la sangre Rh positiva si recibe una transfusión de sangre incompatible.

Flujo sanguíneo al feto
Función de la placenta
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.