Las infecciones de las vías urinarias (IVU) son causadas por bacterias que invaden el aparato urinario y se multiplican. La infección puede ocurrir en cualquier parte del aparato urinario, aunque generalmente se presenta en la uretra (un tubo que expulsa la orina del cuerpo).

Las vías urinarias
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

En la mayoría de los casos, las bacterias que causan esta infección (generalmente, en el sistema digestivo y el área rectal) empiezan a crecer en la uretra. Se adhieren a la abertura de la uretra y comienzan a multiplicarse. Una infección presente únicamente en la uretra se denomina uretritis. A partir de ahí, las bacterias se trasladan a la vejiga, causando una infección ( cistitis). Si la infección no se trata de inmediato, las bacterias pueden subir hasta los uréteres (dos tubos que transportan la orina de los riñones a la vejiga) e infectar los riñones ( pielonefritis).

La mayoría de las infecciones son causadas por un tipo de bacterias denominadas E. coli. La E. coli habitualmente vive en el colon. En las mujeres, debido a que el recto y la uretra se encuentran bastante cerca entre sí, las bacterias se pueden trasladar a la uretra. Es por ello que las mujeres son más propensas a las IVU que los hombres.

Las IVU también pueden transmitirse por vía sexual. Este tipo de infección no tiende a propagarse más allá de la uretra. Ambas personas deben recibir tratamiento.